martes, 10 de septiembre de 2013

Bestiario para Aventuras en la Marca del Este: El Demonio Lupino

Este monstruo lo subí en su día al Códex de La Marca del Este, y la verdad es que es de los monstruos favoritos de mi cosecha. He revisado un par de detalles de la descripción, y algo de la mecánica, pero nada importante.

 Aquí el enlace al Códex: http://codexdelamarca.com/creature/demonio-lupino/


CA: 2
DG: 4
Ataque: 1 mordisco.
Daño: 1d6 + Especial. 
Movimiento: 18 m (volando o en tierra)
TS: G4
Moral: 10
Alineamiento: Caótico
Valor PX: 250
 
Un personaje mordido por un Demonio lupino atacará a toda figura humanoide a su alrededor, con preferencia por aquellos que le sean más queridos, durante 2d6 asaltos a menos que supere una TS contra Conjuros. Si el Demonio lupino muerde a alguien afectado por la maldición de licantropía, este sufrirá una transformación, sin tirada de salvación posible, hasta el amanecer del siguiente día. 

Debido a su naturaleza intangible, solo les afectan las armas mágicas o de plata. 

Descripción:
Los demonios lupinos podrían pasar por "simples" lobos si no fuera por una pequeña peculiaridad: no emiten sombra alguna. Su naturaleza es insustancial, y son capaces de volar convertidos en una especie de sombra de forma desdibujada, aunque lobuna. No suelen hacerlo excepto cuando desean sorprender a sus víctimas, ya que delata su auténtica naturaleza. 

Son seres malvados y astutos que disfrutan matando y causando el caos. En algunas historias se dice que a menudo son estos seres los causantes de la maldición de la licantropía. 

Su mordisco provoca en el mordido una ira homicida contra aquellos que fueran sus compañeros durante un tiempo, obligándole a atacarlos, pero ignorando al demonio. Rehuyen la luz del sol, aunque no parece tener ningún efecto en especial sobre ellos. 

Ven perfectamente en la oscuridad.