sábado, 1 de junio de 2013

Acorralado

Como os comenté, confiaba que para el sábado mi problema con internet y con el Culto de Set estaría resuelto, pero he subestimado a mi enemigo.

De alguna manera han averiguado mis planes (sin duda mediante sus malignas artes de hechicería) y han logrado que mi nueva residencie quede también completamente aislada del todopoderoso torrente de información. En principio durante una semana, pero ya se sabe que los sectarios tienen a las compañías en el bote y es muy probable que decidan prolongar mi agonía indefinidamente.

Harto ya de la situación, he desenterrado viejos tomos tiempo ha olvidados, muchos obtenidos durante mi peregrinaje por Era, y he comenzado su estudio. Algunos hablan de portales a mundos más allá del Velo y otros contienen conjuros capaces de estremecer la tierra.

Cuando vengan a por mi no me hallarán indefenso ni acorralado.