lunes, 10 de febrero de 2014

Runas para Nsd20


Para forjar runas hace falta tener Artesanía (forja rúnica) y una Aptitud mágica (también serviría Favor divino en el caso de los enanos) igual al doble de la Magnitud de la runa que se pretenda forjar (como con los conjuros). Las runas tienen 4 Magnitudes: 1 (Débil), 2 (Fuerte), 3 (Poderosa) y 4 (Maestra). Existe una quinta Magnitud, 5 (Legendaria), pero no quedan herreros rúnicos sobre el mundo capaces de forjar runas de tanto poder (en principio).

La forja de una runa requiere de una semana por Magnitud. Así una runa de Magnitud 1 tardaría una semana en forjarse y una de Magnitud 2 dos semanas. Una vez forjada debe inscribirse sobre el arma o armadura, lo que es un proceso de una semana, sin importar el nivel de la runa. El arma o armadura debe ser de Gran Calidad para poder inscribirse runas sobre ella. Las armas y armaduras mágicas no suelen poder adquirir runas, pues la energía mágica de estas choca con la que naturalmente posee la pieza.

Cada semana de forja de una runa debe tirarse Artesanía (forja rúnica) a CD 10 + 3 por Magnitud de la runa (CD 13 con Débil, CD 22 con Maestra). Un fallo en una de las tiradas indica que en esa semana no se avanza en el trabajo, por lo que la forja de la runa se alarga una semana más. Sin embargo, si el fallo es por más de 5 puntos, todo el trabajo y los materiales invertidos se pierden. Una vez forjada la runa, toca imbuirla en la pieza de equipo. Ello requiere de una tirada de Artesanía (armería) de CD 15. Si se falla esta tirada, la runa se pierde. Si se falla por más de 5 puntos, la runa Y el arma se destruyen.

Materiales
Las runas suelen requerir del uso de materiales raros y costosos para poder ser forjadas. Entre estos materiales se incluye el oro, la plata, gemas, diente de dragón etc. Sin embargo, hay un elemento imprescindible para la forja de runas y común a todas ellas, y este elemento es el Eter.

El Eter es la esencia pura de la magia; puede recibir muy distintos nombres (como lirio, quintaesencia, vis...), pero eso no cambia la naturaleza de lo que es. El Eter es muy escaso, y extremadamente caro. Los enanos suelen buscarlo en las profundidades de la tierra, los elfos en manantiales y lugares místicos y los magos humanos lo condensan en ocasiones de su propia magia. El Eter puro es inestable y muy peligroso, produce quemaduras y mutaciones, y puede llegar a afectar de forma irreversible la mente de quien se exponga a él. Es por ello que por norma general solo los enanos, mucho más duros y resistentes que las otras razas, y por algún motivo más resistentes a la magia que otros seres conscientes, han aprendido a manejarlo y contenerlo con maestría en la forma de las runas.
 
Las originales, que solo servían para leer el futuro.


La forja de una runa de Magnitud 1 cuesta 5 mo solo en materiales, y el coste de las runas aumenta de la siguiente manera:

Magnitud 1      2 mo
Magnitud 2      5 mo
Magnitud 3      15 mo
Magnitud 4      40 mo
Magnitud 5      75 mo

Como hemos dicho, estos costes representan solo los materiales. Aquellos sin las habilidades adecuadas tendrán que contratar a un Herrero Rúnico para que fabrique las runas y las inscriba en el arma o armadura que deseen. Estos herreros cobran por semana de trabajo, por lo que si fallan las tiradas, los personajes tendrán que gastar más dinero.

Herrero rúnico aprendiz         1 mo/semana, Artesanía (forja rúnica) +5, Artesanía (armería) +8
Herrero rúnico oficial             3 mo/semana, Artesanía (forja rúnica) +7, Artesanía (armería) +10
Herrero rúnico maestro         5 mo/semana, Artesanía (forja rúnica) +10, Artesanía (armería ) +12
Gran herrero rúnico               10 mo/semana, Artesanía (forja rúnica) +15, Artesanía (armería) +15

Generalmente los Grandes Herreros Rúnicos solo se encuentran en las grandes ciudades enanas y son autenticas personalidades rodeadas por un aura de leyenda. Un Gran Herrero Rúnico debería ser un personaje con nombre propio en la campaña.

Por norma general, las armas y armaduras solo pueden llevar 1 runa. Sin embargo, algunas armas y armaduras con una larga historia detrás (aunque no sean mágicas) o fabricadas con materiales especiales (como hueso de dragón, adamantita y demás) pueden tener más espacios. Sin embargo, nunca pueden tener más de 3 espacios de runas.

Los escudos también pueden llevar runas, pero solo de armaduras.


En principio solo los enanos conocen el arte de la Forja Rúnica, e incluso entre ellos es uno de sus secretos mejor guardados. Está terminantemente prohibido enseñar a cualquiera que no sea un enano este arte, y si esto ocurriera (aunque pueden contarse con los dedos de una mano las ocasiones en las que ha ocurrido en la larga historia de los enanos), no dudarían en utilizar los recursos que fueran necesarios para castigar al infractor y evitar que el secreto se propagase.

Es necesario conocer el diseño de una runa para poder forjarla. Los Aprendices de Herrero Rúnico apenas conocen un puñado de diseños, y prácticamente ninguno superior a la Segunda Magnitud. Los Oficiales suelen tener un abanico bastante amplio a su disposición, y conocen diseños de Magnitud 3 y quizá alguno de Magnitud 4. Hay pocas runas de Magnitud 1 o 2 que los Maestros Rúnicos no sean capaces de forjar, y poseen además una nutrida colección de diseños de Magnitud 3 y al menos un puñado de Magnitud 4. Se dice que los Grandes Herreros Rúnicos poseen diseños de Runas Legendarias, aunque hace al menos un siglo que no se forja ninguna.

Aunque una Runa ponga en su descripción que es de Magnitud variable, cada Magnitud de la misma requiere de un diseño distinto, por lo que aunque se posea el diseño de una Runa de Poder de Magnitud 1, sería imposible forjar una Runa de Poder de Magnitud 3 sin el diseño específico. Una vez inscrita una runa en una pieza de equipo es posible inscribir nuevas runas en ella, pero a menos que posea más espacios, las nuevas runas sustituirán a las antiguas, que serán destruidas en el proceso.

Aquí una lista de runas: