viernes, 8 de marzo de 2013

Raza para el Reino de la Sombra: El Semielfo



Aquí vuelvo a la carga con una nueva raza, que se que os gustan. Me resultaba curioso que en el manual, teniendo en cuenta la importancia de la relación entre elfos y humanos, no existiesen los semielfos (o semihumanos, no discriminemos). Sé perfectamente que no se llevan bien (ahora mismo al menos), pero también sé que en su momento hubo guerras, pillajes, asaltos, masacres... ¿Y qué es una guerra sin algunas violaciones? (¡Matad a sus caballos y violad a sus mujeres! ¿O era al revés?). Por supuesto muchos de los miembros de esta raza pueden haber surgido de encuentros menos violentos, y de hecho tendrían un potencial dramático de lo más interesante para aquellos jugadores que disfruten con estas cosas (lo típico, rechazado por ambos pueblos, sin un lugar al que llamar hogar...).



El Semielfo

´Tú me suenas de algo...
La imagen que yo tengo de los semielfos es la de personas de aspecto más humano que élfico, con rasgos menores que delaten su auténtica procedencia: complexión más delgada, ojos y cabellos más claros y algunos de los rasgos raciales que voy a colocar más adelante. Las orejas son algo más afiladas, pero si uno no presta atención apenas si se advierte. Esto se debe a que la herencia humana es más fuerte, y a menos que el semielfo se reprodujese con otro de su misma raza, lo más probable es que sus hijos nacieran sin sus rasgos. Incluso podría plantearse la posibilidad de que debido al mestizaje los semielfos fueran estériles.

El único problema que podría plantearse es la mezcla entre qué elfos y humanos daría como resultado al semielfo, pues son varias las que aparecen en el manual de cada tipo. El que yo aquí presento es un semielfo de padre humano y madre elfa de los bosques. Está claro que otras mezclas darían distintos resultados, pero esta parece la más factible y habitual.

Tamaño: Mediano. Los semielfos suelen medir lo mismo que los hombres del norte, si acaso algo más, pero nada digno de mención. Sin embargo, sí que suelen ser más ligeros. 170-190 cm, 60-80 kg.

Características: Destreza 11, Carisma 11. Sin ser tan resistentes como sus parientes humanos, la sangre élfica los dota de mayor agilidad, y sus rasgos feéricos les otorgan un gran atractivo.

Velocidad: 9 metros. Su velocidad base es la misma que la de los humanos, a pesar de su mayor agilidad.

Rasgos raciales:

Énfasis en habilidad (+2 Averiguar Intenciones y Trato con Animales): El semielfo siente una facilidad natural para leer en las personas, e inspiran una instintiva confianza en los animales, seguramente gracias a su sangre feérica.
Énfasis en habilidad (+2 a Diplomacia y Engañar): La lengua de los semielfos es tan certera y afilada como las flechas de sus silvanos parientes.
Énfasis en habilidad (+2 Atención y Buscar): Aunque diluidos por la herencia humana, los sentidos élficos, más sensibles que los humanos, siguen ahí.
Entorno predilecto (a elegir): De sus parientes humanos han heredado también su adaptabilidad; un semielfo puede sentirse cómodo en cualquier sitio.
Infravisión 1: Los mismo sentidos élficos heredados les otorgan este valioso don. Con tan solo la luz de la luna un semielfo podría caminar sin temor sobre un campo minado.
Protección contra la magia (encantamiento): Otro regalo de la sangre feérica. Los semielfos se sienten a salvo frente a cualquier tipo de magia de hechizo.
+2 Puntos de Acción La fortuna humana también acompaña a los semielfos.

Gracias a su carisma y destreza, el latrocinio o el asesinato son buenas ocupaciones para los semielfos. Sus más agudos sentidos también los convierten en excelentes cazadores, además de que son muchos los que sienten una mayor afinidad con los bosques debido a su herencia élfica. Aún así, al igual que los humanos, los semielfos se encuentran cómodos con prácticamente cualquier ocupación.
P.D. Son varias las historias que se cuentan de semielfos que alcanzan edades imposibles para cualquier humano. Al crearse el personaje, el jugador puede elegir cambiar uno de sus PA por el rasgo Longevidad 1, con lo que la esperanza de vida del semielfo pasaría a ser de unos 150 años.