miércoles, 11 de febrero de 2015

Mundo de fantasía aleatorio, el desafío: Estelaria

Me apunto al desafío presentado por Bester Brainstormer en esta entrada tan maja. Las condiciones son las que siguen:

1 raza dominante o principal elegidas aleatoriamente de entre las que vienen por defecto como jugables en tu juego de rol preferido (por ejemplo: humano, elfo, halfling, enano, semielfo, etc..)

1 o 2 razas o tipos de criaturas dominantes o principales elegidas al azar de entre las que aparecen como secundarias en tu juego de rol o que ni siquiera son razas jugables, sino que son monstruos del bestiario, por ejemplo: gigantes, elfos drow, yuan-ti,etc...

1 o 2 razas más dominantes o principales elegidas aleatoriamente de entre las que son raras o infrecuentes en tu ambientación preferida: por ejemplo, un continente de Tarrascas o de Aboleths.

Puede que haya juegos que no se ajusten a estos parámetros y cuenten con mucha elección de razas jugables. Lo que se trata es de elegir al azar entre ello y plantearse que tipo de mundo puede salir de esa combinación. En cualquier caso son 3 razas como mínimo y 5 como máximo. (teniendo a los humanos como una posibilidad a añadir al coctail)

Y con esto ya aclarado vamos al lío. De cada una de las opciones he escogido seis candidatos, que serán elegidos al azar mediante la tirada de 1d6. En las opciones 2 y 3 se tirará dos veces. Como raza número 1 había escogido las siguientes opciones: Gnomos, Elfos, Enanos, Halflings, Forjados y Semiorcos. Lancé el dado y obtuve un 2: Elfos.

Para las razas número 2 y 3 tenía las siguientes: Dracónidos, Tiflin, Aasimar, Gorilas, Trols y Ogros. Los gorilas están ahí porque a la gente le gustan los gorilas. Tristemente los resultados fueron 3 y 5: Aasimar y Trols. Así que nada de gorilas.

Por último, las opciones de las razas 4 y 5 eran: Golems, Tritones, Elementales, Dragones y Doppelganger. Los resultados fueron 2 y 3: Tritones y Elementales.

Con esto ya preparado, es hora de comenzar a desarrollar.

El mundo se llama Estelaria, y he decidido que sea un mundo en el que la influencia de los astros sea muy fuerte. Es más, son las deidades de este mundo, dadoras de magia y vida y progenitoras de las razas que lo pueblan.

La raza dominante del mundo son los elfos. Mucho más longevos que las otras razas, están atados a las Estrellas. Son los únicos que dominan la magia arcana en el mundo, pues es la propia de estos astros, y como las estrellas se multiplican sobre toda la tierra, y sus vidas son largas. Dejad de lado la gente de aspecto delicado, los elfos de este mundo son unos bastardos con muy mala hostia. Durante su juventud tienen un carácter agresivo y temperamental, a menudo los ciega su orgullo. Con el tiempo envejecen y alcanzan la Serenidad, pero mientras tanto son arrojados guerreros y conquistadores, muy dados a irse de aventuras y recorrer el mundo que creen suyo. Como digo, no tienen magia divina, sus deidades (las Estrellas) les otorgan el don de la magia arcana. Los elfos viven en ciudades que destacan por su magnificiencia, pero no poseen los típicos rasgos delicados y etéreos de otros mundos. Sus construcciones son robustas y prácticas, y buena parte de su belleza reside en la simplicidad de las formas. Si tuviera que decidir una analogía a su cultura, diría que la que más se acerca de nuestro mundo es la romana. Su Panteón es también muy amplio, adoran a las constelaciones, pues creen que cada una representa una deidad. Su naturaleza tiende a ser Legal Neutral.

Les siguen en importancia los aasimar y los trols. Los aasimar se llaman a sí mismos los Nacidos del Sol (esto es lo que aasimar significa en su lengua), que es efectivamente su deidad. Son gentes sencillas y en su mayor parte poco dadas a la guerra, con lo que son presa fácil de los ejércitos de los elfos o de las razias de los trols. De hecho carecen de patria propia, y la mayoría viven como ciudadanos de segunda entre los elfos. Su deidad premia la bondad, y concede a su raza poderes maravillosos relacionados con la luz y la vida. Entre los elfos son muy apreciados sus clérigos, que a menudo sirven en los ejércitos como sanadores. La mayoría de los aasimar no aspiran más que a una existencia tranquila con aquellos que aprecian, aunque también los hay que, más fuertes de carácter, buscan liberar a su pueblo del yugo impuesto sobre ellos por las otras razas. Su naturaleza tiende a ser Neutral Buena.

Los trols son los mayores enemigos de los elfos. En varios sentidos. Grandes, brutales, dotados de una salud y resistencia asombrosa, son adeptos de la Luna Roja, llamada Igras (sí, hay dos lunas), que brilla en solitario al amanecer y al atardecer. Solo el fuego puede herirlos de forma permanente, y curiosamente este es el elemento que su deidad representa. Los trols viven en las montañas, y son los mejores metalúrgicos de toda Estelaria. Gracias a su gran fortaleza pueden cargar pesadas armas y armaduras, que causan graves destrozos entre sus enemigos. Los trols son caóticos y apasionados por naturaleza, que no orgullosos, y no es raro que un trol se lance a la aventura por el mero afán de experiencias, o quizá para demostrar su valía. Viven en castros bien fortificados en sus montañas, desde donde lanzan brutales razias a las tierras bajas. En estas razias a veces toman prisioneros, generalmente aasimar, que luego les sirven en sus castros. Es curioso que muchos aasimar encuentran la existencia con los trols mucho más agradable que con los elfos. Existen algunos reinos organizados de trols, pero son raros, y generalmente se mantienen unidos por el carisma y la fuerza de un líder. Sus chamanes adoran a Igras y al Fuego, y sus poderes divinos giran en torno a este elemento. Su naturaleza tiende a ser Caótica Neutral.

Los tritones viven, como no podía ser de otra manera, en grandes masas de agua, ya sean dulces o saladas. Su deidad es la Luna Blanca, la mayor y la que determina las mareas, llamada Selena. Sus ciudades son submarinas, por lo que resultan inexpugnables por las demás razas, y ellos mismos tienen poco interés en conquistar las suyas. Tienen espacio de sobra para ellos solos. Su sociedad es todo un misterio, pero son grandes comerciantes y diplomáticos, considerados una fuerza neutral por todas las demás razas. Utilizan los ríos como carreteras, y podría decirse que son los principales causantes de la unidad cultural (más o menos) del mundo, pues sirven como intermediarios en los comercios entre trols, elfos, aasimar y cualquier otra raza que tenga dinero que ofrecer. Algunos tritones sienten una viva curiosidad por el mundo de la superficie, y se convierten en aventureros para aprender más. Aunque encuentran algunas dificultades para moverse por la tierra, no suelen ser graves, pues gozan de dos piernas (además de una cola). Su naturaleza tiende a ser Neutral.

Y por último se encuentran los elementales. Estas criaturas son salvajes, y pueden encontrarse en principalmente en parajes naturales. Rara vez viven en grandes sociedades, siendo más habitual encontrarlos en grupos reducidos de elementales del mismo tipo. Durante mucho tiempo no se supo cual había sido el astro progenitor de esta raza, hasta que finalmente se dio con la conclusión, que por obvia había escapado a la vista de todos: la propia Estelaria. En efecto, los elementales han nacido del mundo y regresan a él con su muerte. Su concepción del mundo como un todo hace que esta raza tema mucho menos a la muerte que las demás, y no poseen magia ninguna (ellos mismos son magia en estado puro, podría decirse). Nadie sabe cómo se reproducen, si poseen una infancia o no, si envejecen o simplemente llega un  momento en el que "se consumen". Los elementales son un auténtico misterio para las demás razas. Aunque sea más habitual encontrarlos en la naturaleza, no es raro ver elementales en las ciudades, a veces incluso como habitantes del lugar (no se sabe si inmigrantes o allí "nacidos"). Los de tierra y los de agua son los más habituales, pues es difícil para un elemental de fuego caminar por las civilización, donde abunda la tela y la madera, y los de aire suelen ser mucho más reservados y difíciles de ver (literalmente). Curiosamente, de todas las razas sus individuos son los de naturaleza más variable, siendo tan probable encontrar elementales Legales Buenos como Caóticos Malignos. Es más, los elementales tienden a los extremos, y es raro encontrar un elemental completamente Neutral.

Y esto es todo, espero que os resulte interesante :D