martes, 20 de agosto de 2013

Peregrinando: Berlín, Gamer's HQ

Pues sí, hace no mucho que regresé de Berlín tras mi búsqueda de los condenados sectarios (sobre los horrores que allí contemplé hablaremos en otro momento), y como buen rolero aproveché para vistar alguna tienda del hobby en la germánica capital, en busca también de aliados en mi cruzada contra el oscuro dios ofídeo. Al final solo tuve tiempo de entrar en una, aunque por lo que vi tampoco había muchas, y casi todas bastante alejadas del centro. Y la afortunada fue Gamer's HQ, cerca del centro comercial Schloss (castillo en alemánico), en Lepsiusstraße 33, 12163 Berlin.

Un escaparate muy discreto.

Es probable que otros con más mundo que yo hayan visto varias tiendas de este tipo y esta no les parezca nada especial, pero no es mi caso. Era la primera vez que entraba en una tienda enteramente dedicada a Juegos (no solo de rol: wargames, tablero, miniaturas...) y mi reacción fue similar a la de un yonki entrando en un laboratorio de cocaína (emoción, llantos, temblores, repentinos arrebatos religiosos...).

HORDES, juego con troloides montando bichos gigantes que reparten amor.

La tienda estaba magníficamente surtida, el dependiente atento y afable y el producto abundante y variadísimo. Me llevé algunas cosas, aunque ni la mitad de lo que me hubiera gustado. Fue una lástima que todos los manuales estuviesen en alemán, pues aunque es un idioma que domino, siempre lo he encontrado muy farragoso para leer, y preferí emplear mi dinero en ayudas de juego. Pero había de todo: todos los manuales de La Quintaesencia del (loquesea), el escenario de campaña de Eberron entero, los manuales de Hordes (wargame sobre los Reinos de Hierro), manuales de The Dark Eye (juego muy popular en Alemania, pero desconocido aquí), pantallas, aventuras para Cthulhu... Yo que sé, DE TODO. Aunque curiosamente no vi nada de Warhammer 3ª, aunque supongo que es lo normal teniendo en cuenta que no existe. También advertí la falta de producto español (que bien hubiese quedado allí un Aquelarre junto a La Marca o El Reino...).

Tendría que haber sacado más fotos mostrando las otras estanterías, pero ya me daba palo. Lo de arriba son miniaturas, de pj's, pnj's, monstruos y de todo. Todas de plomo.

La tienda tenía mucho espacio, repartido en varias salas cada una dedicada a una parte de la afición (en una se estaba desarrollando una partida de Warhammer con una escenografía muy currada). Y nada de cómics, todo enteramente dedicado a la afición Gamer, como dicen en América.


En fin, la tienda me encantó, con un ambiente muy agradable, porrón de cosas y todas muy interesantes. Fue una lástima no poder visitar las otras (aunque si eran como esta mi cartera lo agradecerá), pero espero que haya otra ocasión.

El dependiente parece malvado, pero es que es alemán.