martes, 7 de octubre de 2014

Gods will be watching

Este juego me lo pasó mi novia ayer a la noche y me tuvo enganchado durante tres horas. Ya había oído hablar de él antes, aunque no recuerdo muy bien donde, y la verdad es que me ha encantado. 



Su mecánica y gráficos son sencillos a más no poder, recordando mucho al point and click de juegos como el Monkey Island, aunque sin su humor desde luego. El trasfondo te lo explican en una breve intro que consiste solo en texto, para a continuación poner el título del juego bien gordo y luego meterte directo en harina. La premisa del juego es la siguiente: tienes que mantener a tu tripulación con vida y unida durante 40 días en un planeta alienígena y hostil, en el que además anda suelto un virus chungo de narices. Tienes que mantener la moral alta hablando con ellos, curarles cuando se vean afectados por el virus dichoso, que es un virus paralizante, conseguir comida, para lo cual gastarás las pocas balas que tienes o tendrás que probar suerte, mantener el fuego encendido y, muy importante, reparar la radio antes del día 40, pues es vuestra única esperanza de salir de ese planeta. Para hacer todo esto tenemos un número limitado de acciones por día igual al número de integrantes humanos de la tripulación (sí, no todos son humanos, ya veréis, ya), que en principio es 5 pero puede descender. 

Como veis, un juego con una premisa extremadamente sencilla, pero endiablademente complicada. En serio, yo no he conseguido sobrevivir más de 28 días. Os animo a jugar y a poner por aquí cual ha sido vuestro record personal. Y si alguno logra pasárselo, que me diga con qué criatura de los infiernos ha hecho el trato.