martes, 19 de febrero de 2013

Raza para El Reino de la Sombra: los Medianos


Inspirado en parte por las recientes y fantásticas entradas del maestro Crom sobre los ogros, me he decidido a publicar una raza para el mismo juego que cree ya hace un tiempo. Una raza clásica en la gran mayoría de juegos de fantasía, pero ausente en el manual. Y como yo pretendía dirigir una campaña con unas concepciones iniciales bastante clásicas, me puse a ello.

Debo decir que el mediano que aquí presento es el clásico entre los clásicos, con todos los clichés y concepciones que el maestro entre maestros, JRR Tolkien, les adjudicó, y por ello no voy a hablar sobre sus costumbres sociedad y demás. Al menos no hoy.


Los hobbits (medianos)
Y la foto está a tamaño mediano (jor, jor, jor)
Tamaño: Pequeño. Los hobbits miden alrededor de 1 metro de alto, y nunca superan el 1.15 (aunque se habla de un tal Bramador Tuk que podría haber alcanzado la altura suficiente como para permitirle cabalgar).

Características: Fuerza 6, Destreza 12, Sabiduría 12. Por su escaso tamaño, la fuerza de un hobbit adulto es apenas mayor que la de un niño, pero su agilidad y sentido común son proverbiales.

Velocidad: 6 metros. Sus piernas son más cortas que las de la gente grande, y así queda aquí reflejado.

Rasgos raciales:

Énfasis en habilidad (+4 a Sigilo)El conocido "arte de la desaparición". Su pequeño tamaño aunado a este talento los convierte en seres sumamente escurridizos.
Énfasis en habilidad (+2 a Oficio [cocinero] y Oficio [a elegir])Los medianos son excelentes en la mayoría de los trabajos relacionados con un estilo de vida pacífico y sencillo, y muy especialmente con la cocina.
Énfasis en habilidad (+4 a Juego de Manos): Aunque la mayoría de los medianos son gente honrada como poca hay en el mundo, todos ellos poseen unas manos ágiles y los dedos ligeros. Generalmente emplean este talento en juegos o la artesanía, pero los hobbits aventureros no tardan en descubrir el gran potencial de este contra bolsillos ajenos.
Énfasis en habilidad (+2 Atención y Buscar)Los sentidos de un mediano son más agudos que los de un humano normal, y su gusto por el orden hace que sea sencillo para ellos descubrir cosas fuera de lugar.
Vigor: Siempre se ha dicho que los medianos son de "fibra dura". A pesar de su pequeño tamaño resisten sorprendentemente bien los golpes y las heridas, y se recuperan aún más rápido de las mismas que sus primos de mayor tamaño.
Esconderse a plena vista: Esto es también parte del "arte de la desaparición". Cualquier hobbit que se sienta amenazado desaparecerá en un momento de la vista de la amenaza.
Especialidad en ataque (lanzamiento)El buen ojo de los medianos también es conocido en el mundo entero, y cualquiera debería pensárselo dos veces antes de meterse con un hobbit en una cantera.
Voluntad férrea: Los hobbits pueden parecer unas criaturas inofensivas y pacíficas, pero guardan en su interior una voluntad más fuerte que la de la mayoría de los humanos. Por ello, suman un +2 en todas las tiradas de Voluntad que realicen (este +2 es ajeno, no afecta al total de la Bonificación sino a la tirada).
+2 Puntos de Acción: La fortuna de los hobbits es también bien conocida.
Ale, a por la aventura

Las peculiaridades de esta raza hacen casi imposible la existencia de guerreros hobbit medianamente competentes (además de que su natural estilo de vida pacífico no casa muy bien con la belicosa mentalidad de esta ocupación), pero hace de ellos excelentes ladrones, asesinos (aunque esta última sea muy rara debido a su naturaleza bondadosa) e incluso cazadores. Básicamente cualquier ocupación que requiera sigilo y puntería resulta adecuada para ellos. Los hobbits magos son también escasos (casi nulos, de hecho) por su mentalidad práctica y sencilla, pero muchos piensan que serían excelentes hechiceros.