jueves, 11 de abril de 2013

Rituales para d20


La aproximación a la magia del sistema d20 me parece bastante cómoda, refiriéndome a que solo deben preocuparse por ella aquellos personajes enfocados a esta y que en general se posee un amplio repertorio de conjuros. No tengo absolutamente nada en contra de ese sistema, ni siquiera lo de tener que prepararse los conjuros cada día (de hecho creo que le añade un componente estratégico de lo más interesante).

Pero por otra parte, también me ha encantado siempre la magia del estilo de Aquelarre (o Conan, o la Puerta de Ishtar o cualquiera de estos), en la que el hechicero no es más que un erudito que invirtiendo horas en viejos tomos polvorientos encuentra viejos métodos y rituales para invocar los poderes arcanos y divinos (sean sagrados o profanos) del mundo. En estos juegos lo cierto es que al magia es más bien oscura, tirando a maligna, acercándose más a la idea que se tenía de la misma en la antigüedad (lo de la magia de hadas y unicornios que sale espontáneamente de tus manos me atrevería a decir que es una idea surgida en los últimos cincuenta años).



Un punto positivo de este estilo de magia es que cualquiera que tenga cierto interés en las artes de lo sorenatural puede aprender uno o dos conjuros (o rituales) e ir tirando. Uno no debe sacrificar todo su desarrollo de personaje en una dirección para ser capaz de hacer luz en la punta de un palo (aunque obviamente algo le va a costar).

Con esta idea creé los rituales. Es verdad que son más costosos que los hechizos y que llevan más tiempo (mucho más), pero no hace falta ningún requisito en especial para llevarlos a cabo (salvo una puntuación decente en según qué Saberes si quieres asegurarte el éxito del ritual).

Así, todos los rituales poseen los siguientes apartados en su descripción:

Nombre: Lógicamente, el nombre del ritual en cuestión, que debería darnos ya una idea bastante clara de qué es lo que hace.

Descripción: Breve descripción de sus efectos.

Tipo: El tipo del ritual. Puede hacer referencia a una escuela de magia, a un tipo de magia (como arcana o divina) o a una procedencia o naturaleza en concreto (como infernal).

Tiempo: El tiempo necesario para llevar a cabo el ritual. No hay muchos rituales que necesiten menos de una hora.

Componentes: Una de las partes más divertidas de los rituales, los componentes materiales necesarios para llevarlo a cabo (supongo que todos tenemos ya en la cabeza las palabras "sangre", "virgen" y "sacrificio", ¿no? bien). Se incluye el coste en monedas para los que prefieran simplificar.

Preparación: Los pasos a seguir para completar el ritual, se supone que se realizan durante el Tiempo. En caso de requerirse alguna condición concreta o preparativo previo se indicará también aquí.

Lanzamiento: Todos los rituales necesitan de una o varias tiradas de algún Saber en particular (generalmente indicado por su tipo) para realizarse con éxito. Salvo los rituales más poderosos (y por lo tanto más complejos), la mayoría no tienen una CD demasiado elevada. Si se requiere algún pago adicional (en px, puntos de característica, vida o lo que sea) también se indicará aquí.

Efecto: El efecto detallado y en reglas de juego de lo que hace el ritual en caso de llevarse a cabo con éxito. Algunos rituales también tienen efectos en caso de fallar su lanzamiento, y estos vendrán aquí explicados.


Ejemplos

Invocar Demonio

Este conjuro permite llamar a una maligna criatura de las Tinieblas a tu presencia.

Tipo: Infernal, Conjuración.

Tiempo: Cuesta 1 hora por cada DG que posea el demonio a invocar (1 hora por cada 10  puntos en Nsd20). Para los demonios mayores (Archidemonios y seres de poder tan terrible) existen rituales propios.

Componentes: sangre de doncella, velas hechas con sebo humano, un sacrificio de una criatura Pequeña como poco (preferiblemente humano). Alguno de estos componentes puede sustituirse (o verse reforzado) por algún acto de depravación sexual. El ritual puede costar de 500 a 1000 monedas de oro, dependiendo cómo y donde se realice.

Preparación: Debe dibujarse un círculo con las velas de sebo humano (en ese círculo aparecerá el demonio), y unir las velas con la sangre de doncella dibujando un símbolo profano (generalmente un pentáculo). En el centro se lleva a cabo el sacrificio y a continuación se sale del círculo mientras se entonan los cánticos adecuados. El cántico debe mantenerse hasta que el demonio haga acto de presencia.

Lanzamiento: Saber (demonología) CD 16 o Saber (religión: x) CD 18 si el dios en cuestión tiene alguna influencia sobre estos seres. Ambas tiradas deben llevarse a cabo 3 veces.

Efecto: El demonio aparece en el círculo, pero lo cierto es que nada le obliga a quedarse allí, obedecer al conjurador o siquiera a no dañarlo (esto no tiene por qué ser del conocimiento del que lleve a cabo el ritual). Un conjurador con algo de cabeza colocará al demonio dentro de un Círculo de Protección, seguramente colocándose él también dentro de otro (por si acaso). El conjurador debería decidir de antemano qué clase de demonio quiere invocar, de no hacerlo, puede decidirse al azar.

En caso de fallar, el demonio aparecerá en cualquier lugar menos dentro del círculo y con actitud claramente hostil.


Comunión

El que lleve a cabo el ritual podrá entrar en comunión con una deidad para obtener respuesta a una sencilla pregunta o para ver obrado un pequeño milagro.

Tipo: Divino, Adivinación.

Tiempo: alrededor de 1 hora.

Componentes: dependen en gran medida de la divinidad a la que se acuda en busca de comunión. En general inciensos, vino, algún sacrificio, comer algún tipo de alimento sagrado, ingerir alguna droga... El precio puede variar entre 50 y 100 mo.

Preparación: el que trate de llevar a cabo la comunión deberá utilizar los componentes de la forma correcta mientras no deja de rezar fervorosamente a su dios hasta alcanzar un trance cercano al éxtasis (llegando a veces al éxtasis mismo).

Lanzamiento: Saber (religión: el dios en cuestión) CD 16, debe tirarse dos veces. Es imprescindible que el que lleve a cabo este ritual sienta auténtica Fe por el dios con el que va a comulgar (me planteo que en Nsd20 se requiera la dote Fe, aunque lo dejo a elección del que use esto).

Efecto: Elige 1 de estos 3 efectos:
- Se obtiene una respuesta (siempre algo críptica) a una pregunta sencilla.
- Se obra un pequeño milagro (como un conjuro divino de nivel o magnitud 1 o menos.
- Si un sevidor de la deidad es quien realiza el ritual, puede recuperar uno de sus conjuros de hasta nivel/magnitud 2.



Aprender rituales no es un asunto sencillo, requiere tiempo y saber donde buscar. Hay muchos tomos en los que se describen rituales falsos o incompletos, pudiendo resultar algunos en serias amenazas para el que lleve a cabo el ritual, mientras otras órdenes guardan los suyos con gran celo.

Os animo a crear vuestros propios rituales con las bases aquí propuestas. Quizá un ritual para guerreros que aumente su ataque durante cierto tiempo u otro para aumentar la curación de los clérigos, alguno que permita hallar lo que uno busca... Pueden incluso crearse rituales en los que realmente haga falta ciertas capacidades mágicas y que creen efectos realmente poderosos etc.

Espero que os guste y lo encontréis interesante ^^