lunes, 29 de abril de 2013

Venenos


Algo que nunca me ha gustado mucho del sistema d20 es la forma de enfocar los venenos.

Pongamos un ejemplo: Mientras los aventureros caminan por la jungla de Aghán, un nativo les acecha desde la espesura, con una cerbatana lista en los labios. El letal dardo, envenenado con curare (o cualquier otro veneno letal por necesidad), sale volando y va a clavarse directamente en el cuello del buen bárbaro del grupo. Este se lleva la mano al cuello con una exclamación, y se arranca el dardo. La elfa curandera se acerca alarmada y dictamina que, tal y como sospechaban, el dardo está envenenado con curare. Para entones el guerrero ya ha hecho su tirada de salvación y ¡oh, sorpresa! la ha superado sin demasiadas dificultades. Bueno, pues nada, continuemos.

¿HOLA?

¿Te acaban de envenenar con uno de los venenos más letales sobre la tierra, superas una tirada, Y YA? ¡Venga hombre! Un humano, por duro que sea, se verá afectado por ese veneno al menos parcialmente. Si superase la tirada por 10 puntos bueno, pase, esto es fantasía, estas cosas pueden pasar, ayer mismo me pegaba con un dragón, ¿Pero que superando por 1 solo punto el bueno de Regdar se quede tan pancho?

Me parece correcto y hasta adecuado que superar la tirada le salve de la muerte, es un héroe y tal, pero no lo estoy con la idea de que no haya más consecuencias. Puede que efectivamente Regdar no muera, pero
que se pase una noche o dos con fiebres, dolorido y enfermo, en una atroz lucha contra el veneno. Tendido en el suelo del campamento improvisado que se han visto obligados a montar, el fiero guerrero lucha por respirar, jadeando, cada inspiración es un tormento. Quizá podría ponerse en pie, puede que pudiese alzar su espada, pero Mialee, la elfa curandera, no se lo recomienda. Ha escapado de la muerte por los pelos, no tentemos a la suerte.

Obviamente no todos los venenos deben tener efectos tan drásticos, e incluso para los venenos más débiles puede que no haya consecuencia ninguna más allá de una leve hinchazón en el lugar donde penetró el veneno.

En definitiva, al superar la TS contra un veneno este no desaparece sin más, si no que el personaje sufre algunos de sus efectos mientras lucha contra su influencia. Si la tirada se supera por 10 o más, el veneno no tiene efecto alguno, tan duro es el personaje (o tanta suerte ha tenido).

Luego también deberían tenerse en cuenta las dosis respecto al tamaño. La misma dosis que mataría a un hombre lo más probable es que apenas le haga nada a un buey. Así, para afectar a una criatura de Tamaño Grande se necesitaría el doble que para una Mediana, y la mitad que para una Enorme. Una mayor cantidad de veneno debería también dificultar la TS (digamos que aumenta en +4 por cada categoría de tamaño superior para la que esté preparada la dosis), pero con la ventaja de que se vuelve mucho más fácil de detectar (un -4 a la CD, donde las dan las toman). Así, una dosis como para "matar a un caballo" resulta mucho más letal que una regular (y bastante más cara)

Entonces las dosis de un veneno poseen las mismas categorías de tamaño que las criaturas, y el modificador por corpulencia se aplica a su CD y a la tirada para resistirlos.


Y este ha sido el desvarío de hoy, espero que lo juzguen interesente