martes, 30 de abril de 2013

Raza para el Reino de la Sombra: los Troloides

Son escoceses verdiazules y mazados.

Los troloides son de lejos una de mis razas de fantasía, en parte porque uno de los personajes que más he disfrutado llevando pertenece a esta. Propias del juego Reinos de Hierro, una ambientación para D&D 3.0 y 3.5, son una especie de trolls humanizados, manteniendo aún algunas de las características de estos pero siendo civilizados y perfectamente racionales, tan inteligentes como un humano promedio. Los troloides (trollkin en inglés) son una raza que mira a los desconocidos con desconfianza, muy centrados en sus tradiciones, con un ligero sentimiento de superioridad racial (realmente sus dones como raza son muchos y bastante notables). 
Son afamados cantores (en serio, tienen magníficas voces), albañiles (sus construcciones, de sólida piedra, son tan resistentes como las obras enanas), sastres (sus diseños y ropas son de gran calidad) y guerreros. Adoran a la Madre Tierra, a la que se refieren como Dhunia, y creen en la reencarnación. Una frase que un troloide suele decirle a alguien de otra hacia el que sienta auténtica admiración es que "debió de ser un troloide en otra vida".

Son de pasiones fuertes, poco dados al refinamiento, disfrutan de la cerveza, las canciones y las buenas peleas. Traban amistades sin demasiados problemas, aunque suelen ganarse enemigos con una facilidad semejante, y son de una lealtad inquebrantable. Devoran ingentes cantidades de alimentos, preferiblemente carne (y cuanto menos hecha mejor), aunque suele ser más por gusto que por necesidad. Si no comen al menos el doble de lo que come un humano probablemente adopten un ánimo malhumorado. Este estado de ánimo puede verse fácilmente paliado por un buen puro.

Poseen espinas en lugar de cabello, ojos blancos o negros, de un solo color, sin pupila ni iris. 

Los Troloides


Tamaño: Mediano. Aunque los troloides son grandes para la mayoría de los humanos, su tamaño rara vez excede los dos metros y medio, siendo lo más habitual hallar troloides de 2.10-2.30 metros, aunque su corpulencia puede hacerlos parecer mayores (un troloide podría comprar la Dote Grande sin problemas).

Características: Fuerza +3, Destreza -2, Constitución +4, Carisma -2. Su enorme masa muscular y pesado cuerpo a menudo entorpece los movimientos de los troloides, y su aspecto algo monstruoso y fuerte carácter dificultan sus relaciones.

Velocidad: 9 metros. En esto no guardan diferencia alguna con los frágiles humanos.

Rasgos raciales:

Aguante: Los troloides poseen unos músculos de acero y una constitución recia que les permiten soportar todo tipo de tormentos físicos.
Armadura natural 2: De sus ancestros los troloides también han heredado su dura piel, que les resguarda de buena parte de los golpes de sus enemigos.
Infravisión 2: Su bestial herencia depredadora les ha dotado también de una aguda vista aún en las más profundas tinieblas.
Regeneración 5: Bonificador 1 / Ritmo 1 / Daño Caract. 1 / Reformación 2 Los troloides regeneran sus heridas rápidamente, e incluso son capaces de recuperar miembros perdidos si se les vuelven a coser. En caso contrario, uno nuevo les volverá a crecer en menos de 1 año (3d4 meses).
Resistencia a enfermedades: Su recia salud les ayuda a sobrellevar todo tipo de males con facilidad. Esto también los convierte en excelentes trabajadores, claro.
Resistencia a venenos: Los troloides no solo se recuperan de sus heridas con facilidad, si no que expulsan las toxinas con la misma eficacia. Algunos postulan que esto puede deberse al tipo de comida al que están acostumbrados.

Como es lógico, la mayoría de los troloides prefieren la ocupación de guerrero. Sus monturas (que por cierto son bisontes) son escasas, y sus rudos modales rara vez dan caballeros, aunque los hay. Tienen poco o ningún interés en la magia, menos aún que los enanos, aunque existen algunos individuos, muy respetados dentro de las comunidades, más pequeños que sus congéneres y de piel pálida que nacen con capacidades arcanas (a estos se les llama troloides hechiceros). Desprecian a los ladrones y asesinos, aunque los cazadores tienen un buen lugar en su sociedad. Carecen también de clérigos, pues su religión es chamanes lo que forma.

Skaldi Martillohueso, hermano adoptivo de Gunter.

Supongo que a estas alturas muchos ya habréis notado que la raza supera por cinco puntos el límite habitual (15 puntos en lugar de 10). En el manual de Reinos de Hierro los troloides son una raza con ajuste de nivel de 1 (esto es, su nivel de clase real es uno inferior al que sus px indican, con un mínimo de 1, o al menos así lo hacemos en mi mesa de juego), pues como podéis comprobar, su beneficio de Regeneración particularmente, junto a sus más que decentes bonos a las características lo hacen una raza dura de pelar (son poco menos que tanques con patas). Así que aquí, esos 5 puntos extra deberán retirarse de los 15 que normalmente el jugador dispone libremente para repartir. Así, quedaría: 15 puntos para la raza, 25 de la ocupación y 10 libres.

Una última nota, los troloides hechiceros poseen unas características algo distintas a las de sus hermanos:

Tamaño: Mediano. Los troloides hechiceros son considerablemente más pequeños que los corrientes, pues rara vez pasan del 1.90m.

Características: Destreza -2, Constitución +2, Carisma +2.

Rasgos raciales:

Mantén todos los rasgos raciales iguales, pero elimina la RD 2, la pálida piel de los troloides hechiceros carece de la dureza de la piel de un troloide corriente. A cambio, añade la Aptitud Sortílega Detectar Auras Mágicas y una más de nivel 1. Un troloide hechicero podría seguir comprando aptitudes sortílegas sin problemas.