jueves, 14 de noviembre de 2013

Cumpleaños

Así a lo tonto se me ha pasado, pero lo cierto es que hace dos días (el 12 de noviembre) este blog cumplía ya un año, quedando muy cerca de mi propio cumpleaños, la verdad. En este año he conseguido 22 seguidores de blogger, unos 40 de G+, más de 15.000 visitas, y con esta 136 entradas. Comencé bastante flojo, con 432 visitas el primer mes de existencia y enfocado a sacar relatos de aventura en un mundo de espada y brujería. Sin embargo, no tardé en darme cuenta de que si quería mantener un ritmo regular de publicaciones y que la calidad de los relatos fuese aceptable como poco, tendría que invertir mucho más tiempo del que estaba dispuesto a dar. Además, llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de sacar un blog de rol, compartiendo las ideas y mecánicas que usaba en las partidas que dirigía, así que no tardé mucho en darle más importancia al aspecto rolero que al narrativo. No me arrepiento. Quizá en algún momento veáis alguno de mis relatos, presumiblemente en pdf, pero no va a ser la norma.

A partir de entonces, y creo que en gran parte gracias a la entrada sobre los enanos y a Multifriki (por no hablar del premio Liebster entregado por maese Crom, de Las Cosas de Crom) conseguí un rápido ascenso en el número de visitas, tocando techo en abril de 2012 con 2.126 visitas, número que aún no he superado. No está mal para un blog con apenas medio año de existencia, creo. Sin embargo, entonces comenzaron los problemas. Diversos asuntos de índole personal además del hostigamiento provocado por los sectarios de Set mermaron la productividad del blog, reduciéndose drásticamente durante los meses de verano (además de que imagino que la gente tendría cosas mejores que hacer con su tiempo durante el verano). Sin embargo logré recuperar buena parte de la audiencia en septiembre gracias al Carrusel Rolero (nunca imaginé que sería tan acertado escoger el mes de septiembre para actuar como anfitrión), y por ahora parece que la cosa va viento en popa, con casi mil visitas estando a mitad de mes. Con algo de suerte alcanzaremos el número de abril.

Espero continuar con esto muchos años, y espero que esto continúe llenándose de peregrinos durante ese tiempo. De hecho, espero que se llene aún más. Hasta rebosar.

Gracias por leerme, no se podría desear mejores lectores (bueno, quizá unos que comenten un poquito más...).